El café es una de las bebidas más populares y consumidas actualmente en el mundo entero, el café es el producto obtenido de las semillas y frutos de la planta de café o cafeto. Además de brindarnos una bebida deliciosa también nos da otros beneficios que a continuación compartimos:
1. Evita malos olores

Colocar un poco de café en un vaso y meterlo en el refrigerador puede ser de gran ayuda para que este no conserve malos olores. Asimismo, si nuestras manos tienen un olor desagradable basta con frotar un poco de café sobre ellas y después enjuagarlas con agua tibia. De esta forma, el aroma desaparecerá.
2. Exfoliante para la piel
Gracias a su textura y a la cafeína, los granos de café molidos son muy buenos para exfoliar la piel y reducir la celulitis.
Para esto último es muy recomendable mezclar los restos de café con un poco de aceite de coco y posteriormente frotarlo de manera circular por toda la piel. Para exfoliar se realiza algo muy similar: el café se mezcla con media cucharada de aceite de oliva y se frota sobre la piel durante algunos minutos. Al final solo hay que enjuagar.
3. Da brillo al cabello
Podemos reutilizar el café para tener un cabello mucho más brillante. Esto se consigue mediante una solución de café y agua, tal y como se hace cuando queremos una taza de esta bebida, la cual debe de estar fría o por lo menos a temperatura ambiente. La solución se utiliza después de lavar el cabello, dejándola reposar ahí durante unos veinte minutos. Finalmente se enjuaga.

4. Ambientador
Además de evitar malos olores, el café también funciona como ambientador gracias a que su aroma suele ser fuerte y penetrante, además de agradable. En este caso debemos colocar el café molido dentro de una fibra o tela porosa que permita que el olor del café se esparza por todo el lugar. Adicionalmente se le puede agregar algún tipo de aceite aromático o cáscaras de frutas.